CURSILLOS DE CRISTIANDAD DE ASIDONIA- JEREZ0
0
00
Temas

 

 TIEMPO de CUARESMA

 

 

LA CUARESMA Y LA SEMANA SANTA

 

 

 

Los católicos celebramos en estos días "LA CUARESMA Y LA SEMANA SANTA". Recordamos la pasión y muerte de Jesús.
Lo más importante en estos días de Cuaresma es que te "CONVIERTAS".
¿Y qué significa convertirse? Convertirse es "cambiar", luchar por quitarte lo malo, lo que ofende a Dios. Convertirse es también tratar de ser cada día mejor en todo lo que haces.

¿QUÉ ES EL MIÉRCOLES DE CENIZA?

La CUARESMA empieza el MIÉRCOLES DE CENIZA; este día vamos a la Iglesia para que el sacerdote nos haga con ceniza una cruz en la frente y diga "Conviértete y cree en el Evangelio".

¿Por qué hacemos ésto los católico?
Esta costumbre es para recordarnos que todos algún día hemos de morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo.

Esto también significa que todo lo "material", como nuestra casa, la comida y las cosas que tenemos, se acaba, y lo único que nos llevamos de este mundo es "LO BUENO Y LO MALO QUE HAYAMOS HECHO" en nuestra vida.

¿QUÉ ES LA CUARESMA?

En la cuaresma recordamos los 40 días que Jesús pasó en el desierto rezando y sin comer para prepararse antes de salir a predicar.

Cada año Dios te ofrece la Cuaresma como un tiempo especial para tres propósitos:
1) Arrepentirte de tus pecados
2) Hacer penitencia.
3) Convertirte.

ARREPENTIRTE DE TUS PECADOS:
Es tiempo de pensar: Qué pecados he cometido que de verdad te duela haber ofendido a Dios que ha sido tan bueno contigo.
Es tiempo de arrepentirse y pedir perdón.
Si tus faltas son pequeñas, basta con que tú solo le pidas perdón a Dios y le digas que vas a luchar duro para no volverlo a hacer.

Si tus faltas son graves, debes hacer una
CONFESION; busca al sacerdote, él es
quien puede darte el perdón de Dios.
Recuerda que Dios te ama muchísimo y que
siempre te perdona cuando nos arrepentimos y le pedimos perdón.

HACER PENITENCIA:
Si de verdad te duele haber ofendido a Dios, puedes REPARAR tus faltas, puedes purificar tu alma haciendo sacrificios.
¿Qué es hacer un sacrificio? Es ofrecer a Dios, porque lo amas, cosas que te cuesten trabajo, como por ejemplo:
no comer algo que querías, ayudar a otro en su trabajo, ser amable con el que te cae gordo, etc. Cada uno escoge lo que más le cueste.

En estos días de cuaresma piensa cada mañana:
¿Qué sacrificio voy a ofrecer hoy a Dios?

CONVERTIRTE:
Convertirte es cambiar. Dejar de una vez por todas lo malo y buscar ser mejor.
¡Si quieres cambiar, ahora es cuando!
Para cambiar de verdad, es muy importante que hagas buenos propósitos, que pienses cuales cosas concretas quieres cambiar y luego, cada noche, revises si cumpliste, verás como vas mejorando.

Reza mucho... pídele a Dios su ayuda para cambiar e incluso a los santos que se encuentran con él, porque nos ayuden a ser como ellos. ¡Con la ayuda de Dios, puedes lograr cualquier cosa!

AYUNO Y ABSTINENCIA:
Durante la Cuaresma, la Iglesia nos pide dos sacrificios especiales:
1) AYUNAR – es decir, hacer una sola comida fuerte al día, el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.
El ayuno obliga a todas las personas de 18 a 59 años.
2) GUARDAR ABSTINENCIA – es decir, no comer carne todos los viernes de cuaresma.
El no comer carne puede sustituirse por un sacrificio todos los viernes de cuaresma.
La abstinencia obliga desde los 14 años.

¿QUÉ ES SEMANA SANTA?

Al final de la cuaresma los católicos celebramos la Semana Santa, en la que recordamos la pasión, muerte y resurrección de Jesús.
La Semana Santa comienza con el DOMINGO DE RAMOS, este día recordamos cuando Jesús entró a Jerusalén y todo el pueblo lo alabó como Rey. Este día, los católicos llevamos palmas a la Iglesia, como los judíos en tiempo de Jesús, para que las bendigan.

EL JUEVES SANTO:

El jueves de la Semana Santa, recordamos el día que Cristo tuvo la ULTIMA CENA con sus apóstoles. Esta cena es muy importante porque en ella Jesús, como sabía que iba a morir, quiso hacer algo para poder quedarse para siempre con los hombres.
¿Y cómo hizo ésto? Dejándonos LA EUCARISTIA, o sea la COMUNION. Entonces, cada vez que comulgamos, Cristo que está en la hostia, entra en nuestra alma.

EL VIERNES SANTO:

Después de la última cena, Jesús fué a rezar a un monte que se llamaba de Los Olivos y allí lo tomaron preso.
Después lo interrogaron, lo azotaron, le pusieron una corona de espinas, se burlaron de Él y finalmente le clavaron en una cruz y murió.

¡Cuánto habrá sufrido ese día nuestro Señor!
¿Por qué Él, siendo el Hijo de Dios, quiso pasar todo este sufrimiento? Sólo por el grandísimo amor que te tiene a ti y a cada uno de los hombres; para perdonarnos los pecados y para darnos la oportunidad de poder salvarnos.

DOMINGO DE RESURRECCIÓN:

Después de su muerte, Cristo fué sepultado y al tercer día RESUCITÓ. Este Domingo de Resurrección es el día más importante de la Semana Santa, es el día de más alegría para nosotros los católicos.

¡CRISTO HA TRIUNFADO SOBRE LA MUERTE
¿Y qué logró con esto? Abrir de nuevo las puertas del cielo, o sea que tengamos la oportunidad que al morir, podamos salvarnos y vivir por siempre felices en compañía de Dios

La imagen puede contener: texto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                      

 

  

 

 



CURSILLOS DE CRISTIANDAD - DIOCESIS ASIDONIA- JEREZ    mcc.jerez@hotmail.com